leches vegetales
¿Te sientes inflamada? ¿sufres de gases intestinales, dolor abdominal, con frecuencia? Puede ser que presentes cierta intolerancia a la lactosa y no te has dado cuenta. A continuación te presento 5 alternativas saludables y naturales para sustituir la leche de vaca en tu dieta, sin dejar de disfrutar en sabor. Se trata de las ya no tan desconocidas leches vegetales.

Las leches vegetales son el resultado de procesar con agua algunos frutos y cereales, como su nombre bien lo indica, son 100% de origen vegetal, por lo que resultan una alternativa super saludable para sustituir la leche de vaca.

Estas, no solamente son aptas para aquellos que presentan intolerancia a la lactosa, sino que; por su bajo contenido calórico y muchas propiedades curativas y alto valor nutricional, las leches vegetales son consumidas ampliamente por veganos, crudiveganos, vegetarianos y personas bajo régimen de control de peso.

Las leches vegetales ¿aportan calcio?


La respuesta a esta interrogante es sencilla, sin embargo a muchos puede llegar a sorprender. Contrariamente a lo que nos han enseñado desde niños, la leche de vaca no es la mejor fuente de calcio que existe, ya que se trata de un calcio no biodisponible, de hecho existen en la naturaleza muchas otras más fuentes de este mineral. 

La leche de ajonjolí o sésamo por ejemplo; es una de las más ricas en calcio, y un vaso de esta leche vegetal puede aportar 2 ó más veces la cantidad de calcio biodisponible que tu cuerpo necesita diariamente.

leches vegetales caseras
Así que si eres intolerante a la lactosa, o te inicias en el mundillo vegano, crudivegano o simplemente decidiste no consumir más lácteos ¡no te preocupes!, aquí te dejo cinco alternativas de leches vegetales para sustituir la leche de vaca:

1.  Leche de Almendras: La almendra es un fruto seco riquísimo en vitaminas y minerales, posee grasas buenas que son necesarias para el organismo, además este pequeño fruto resulta ser una buena fuente de proteínas vegetales y su leche tiene un sabor suave a nuez característico que enamora al paladar.


2. Leche de Avellanas: La avellana es un fruto seco similar a la almendra, igualmente rico en vitaminas y minerales. La avellana en particular es rica en ácido fólico, por lo que se recomienda su ingesta durante el embarazo y la lactancia. La mitad de su contenido consta de grasas insaturadas, es decir; grasas buenas que el organismo necesita para sus funciones vitales.

3. Leche de Coco: Esta leche vegetal posee un sabor característico exquisito, una delicia el paladar. Se elabora a partir de la pulpa del coco, por lo que es rica en grasas vegetales y azúcares, sin embargo; cuando proviene de un proceso artesanal resulta excelente para el organismo.

4. Leche de Ajonjolí ó Sésamo: Esta pequeña semilla ampliamente utilizada en la cocina asiática, contiene una cantidad importante de proteínas vegetales, grasas buenas y es una fuente importante de calcio. La leche de ajonjolí puede prepararse en casa y así gozar fácilmente de sus maravillosos beneficios. Su sabor tiende a ser un poco arenoso, por lo que recomiendo endulzarla con dátiles y saborizar con vainilla o canela.


5. Leche de avena: La avena es un cereal por excelencia, rica en fibra y carbohidratos complejos, con muchos beneficios para la salud. Por tratarse de un cereal, la leche de avena no posee cantidades significativas de grasas, por lo que se sugiere al prepararla; añadir algunas gotas de aceite de oliva o coco. Tiene como ventaja ser más económica cuando se compara con otras leches vegetales.

Espero que con estas vídeo recetas te sientas motivado a prepararlas, y si no, igual puedes encontrar versiones comerciales de éstas en el supermercado. La idea es disminuir el consumo de leche animal al máximo posible.

No hace falta que seas intolerante a la lactosa, consumir leches vegetales es una alternativa saludable para todos.

Si te han gustado estas propuestas, quizás también te interese: Leche de arroz casera
advert-image