Esta receta de pies de fresa saludables debería llevarse un premio, porque es buena, bonita y barata, además de extremadamente rica claro está. La preparé para el #RetoPostresSaludables de mi amiga Auxy, y de verdad que la amé, es una DE-LI-CIA de postre, super sencilla, económica y lo mejor de todo ¡sin horno! nada puede salir mal jeje.

pie de fresa saludable
No voy a extenderme hoy porque la verdad es que no estoy muy inspirada para escribir, (Ok,  solo quiero correr a la cocina a preparar este mini pie otra vez), así que no los hago esperar más y hoy sin mucho bla bla, vamos al grano.

Mini Pies de Fresa Sin Horno

Ingredientes:

Para la base:
200g de galletas maría integrales
1/4 de taza de avena previamente remojada (por 12 horas) y exprimida.
1 cda de fibra compuesta, linaza molida y/o salvado de trigo
1 cda generosa de mantequilla o aceite de coco
1/4 de taza de agua
3 cdas de uvas pasas
Para el relleno:
250g de fresas (moras, frambuesas, cerezas o la frutilla que más te guste)
Zumo de 1 limón (del verdecito, el amarillo para mi es la lima)
3 g  de gelatina sin sabor
1/4 taza de agua
1/4 taza de xilitol o fructosa (puedes usar stevia, miel o tu endulzante preferido pero prueba primero el dulzor)

Preparación:

Lava las fresas y cortalas en trocitos pequeños.
En una olla, coloca las fresas troceadas, con el zumo de limón y el endulzante. Lleva a cocción a fuego lento hasta que las fresas se deshagan y el líquido se reduzca al mínimo (sin que se peguen).
Paralelamente, disuelve la gelatina en el agua.
Agregar la gelatina al almibar de fresas y dejar reducir a fuego medio por un minuto más.
Retirar del fuego y reservar a temperatura ambiente.
Ahora, procede a colocar en tu procesador de alimentos los ingredientes de la base, luego procesa todos estos hasta que se forme una masa.
En unos moldes de aluminio para cupcakes (si no los tienes puedes forrar con papel aluminio tus moldes individuales para cupcakes, y sirve de igual manera, de hecho así lo hice yo), coloca parte de la masa y presiona hasta esparcir la misma por todo el molde, adaptando su forma.
Rellena con la mermelada de fresa y refrigera por espacio de 2 a 4 horas dependiendo de tu refrigerador.
Unos minutos antes de servir, retira los mini pies del refrigerador y corta los moldes de aluminio.
Puedes decorar con crema de coco batida o frosting de chocolate saludable.
advert-image