mantequilla de maní casera

Hoy les traigo una receta básica de la repostería saludable, como lo es la mantequilla de maní casera, sin aceites añadidos, sin conservantes, mucho más saludable que cualquiera comercial. No se a ustedes pero a mi siempre me ha encantado su delicado sabor, y ahora que aprendí a hacerla en casa ¡No hay quien me detengaaaa!.

Esta mantequilla puedes incluirla en tus desayunos saludables, meriendas y por supuesto, como un ingrediente clave en tus postres saludables. A continuación te dejo algunas ideas de meriendas y comidas que puedes hacer rápido en casa incluyendo a la mantequilla de maní:

1. Sandwiches de manzana o de banana, corta la fruta en rodajas, y haz una especie de sandwich con ellas, rellenandolas con una capa generosa de mantequilla de maní.
2. Pancakes de avena rellenas con mantequilla de maní.
3. Palitos de apio (celery) con mantequilla de maní.
4. Trufas de mantequilla de maní, almendra y chispas de chocolate amargo.
5. Tostadas con mantequilla de maní, canela y banana.

¿Que te parece, te animas? Ponte creativa y ponle amor a esta receta de mantequilla de maní casera que te voy a explicar.

Receta: Mantequilla de Maní Casera

Ingredientes:

1 taza de maní natural, sin concha y sin sal.
1 pizca de sal marina.

Preparación:

  • Precalienta el horno a 170ºC.
  • Coloca el maní en una bandeja para horno, de forma que quede bien esparcido en toda su superficie.
  • Hornea el maní por espacio de 5 – 10 minutos (dependiendo de tu horno) ó hasta que se observe ligeramente tostado. Al retirarlo del horno deberás notar que su aspecto es más grasoso de lo que era antes del horneado.
  • Coloca el maní aún caliente en un procesador de alimentos o una licuadora de alta potencia, agrega la pizca de sal.
  • Procesa por 30 segundos aproximadamente, luego deten tu procesador y remueve con una espátula de cocina, vuelve a procesar por otros 30 segundos y repite estos pasos cuantas veces sea necesario hasta lograr la consistencia de mantequilla de maní.
  • Una vez listo, envasa en un recipiente limpio y seco. Conserva en el refrigerador bien tapada.

El truco de que te salga bien esta receta es que los granos estén bien tostados, para que así puedan liberar el aceite que contienen con mayor facilidad, además al momento de procesar ayuda el hecho de que estén calientes.

Debes tener mucha paciencia si ves que durante el procesado, se tiene a pegar el maní en un solo lado del equipo, seguramente es porque tu procesador o licuadora no son de muy alta potencia, es por eso que sugiero en el procedimiento que pares cada 30 segundos para revolver y despegar la masa de maní, de manera que pueda molerse de forma uniforme.

advert-image