El desayuno, o mejor dicho, la forma como rompemos el ayuno es muy importante. ¿Por qué? Porque el mismo va a determinar el nivel de hambre que sentiremos durante el resto del día. ¡Wow!

Si tu desayuno está lleno de carbohidratos y azúcares, en especial harinas y refinados, entonces ten por seguro que pasarás el día con hambre, tu cuerpo te pedirá ¿adivina qué? Pues si, más carbohidratos refinados y más azúcar y así sucesivamente todo el día por lo que irás de pick de glucosa a hipoglucemias, hambres, luego otro pick de glucosa y así a lo largo de todo el día.

Como resultado, pasarás el día picoteando dulces o snacks poco saludables y esto cuando se hace costumbre conlleva a mayor consumo de calorías vacías, una pobre nutrición y acumulación de grasa, aumento de peso y a la larga riesgo de desarrollar problemas metabólicos.

La solución para esto es preferir un desayuno bajo en carbohidratos o bien, si tiene carbos, al menos que sea también balanceado en cuanto a contenido de proteína, grasa y fibra. No solo carbohidratos.

Te podré un ejemplo de un desayuno típico que está MAL.

Un típico plato de cereal de caja (corn flakes o similar) con leche descremada, pan tostado con mermelada y un vaso de jugo de naranja. TODOS los alimentos en este desayuno son carbohidratos y azúcares, no hay fibra o quizás muy poquita, no hay grasas (la leche descremada es agua y azúcar practicamente) y no hay suficiente proteína (salvo un poquitín que pueda tener el glúten del pan) lo cual conlleva a un pick de glucosa seguro, hambre a media mañana y pare de contar.

Existen estudios científicos que han determinado que romper el ayuno o desayunar bajo en carbohidratos es mejor para evitar picks de glucosa y por tanto de insulina, mantenerse más saciado durante el día y reducir la inflamación del cuerpo.

Es por estas razones que yo recomiendo esta combinación a la que he llamado Desayuno Cetogénico Tradicional, que además de ser delicioso, te ayudará a quedar saciada durante horas, evitarás picar entre comidas y tiene muchos beneficios para la salud. Obviamente existen muchos desayunos cetogénicos, pero este es el clásico.

Desayuno Cetógenico Tradicional por Hoy Cocino Sano:

Solo necesitarás:

  • 2 – 3 huevos enteros, los puedes cocinar en un sartén antiadherente con una cucharadita de mantequilla o con la misma grasa de la tocineta que menciono más abajo.
  • 1 – 1/2 aguacate o palta hass. Si usas del aguacate que es grandote, típico de centroamérica y el caribe, entonces usa solo 1/4 del aguacate.
  • 30 – 50 g de queso ¡el que más te guste! Mi recomendación es que sea un queso con buen contenido de grasita. Yo suelo usar el queso mozzarella, aunque a veces varío.
  • 2 – 3 tiras de tocino, tocineta o bacon. Ideal si consigues de la que no es curada y por lo tanto no contiene azúcar. Pero sino, igual el contenido es muy bajito así que no pasa nada.
  • Opcional, puedes agregar algunos vegetales que sean bajos en carbos (no tubérculos)

¿Y de tomar?

Un buen cafecito negro sin azúcar, puedes agregarle un toque de canela en polvo o leche vegetal, y si no pasas el café sin endulzar, entonces usa stevia, alulosa, tagatosa o eritritol. Pero un poquito.

Ah y casi lo olvido, antes de desayunar, tómate tu buen vaso de agua a temperatura ambiente o si prefieres y tienes el tiempo y las ganas puedes hacerte un jugo verde de vegetales.

NOTA: LAS PORCIONES VARÍAN DE ACUERDO A LA PERSONA, ESCOJE LA PORCIÓN CON LA QUE TE SIENTÁS MÁS CÓMODO, QUE QUEDES SACIADO MÁS NO A REVENTAR. POR LO GENERAL LOS HOMBRES SIEMPRE TIENDEN A COMER MÁS QUE LAS MUJERES

¿Que te pareció este Desayuno Cetogénico Tradicional? No me cuentes hasta que lo pruebes, es de verdad una delicia.

advert-image